Número 23

Fortalecimiento Institucional para la investigación


Presentación:

Editorial


La etapa por la que atraviesa el país demanda que sus instituciones dedicadas a la investigación científica, particularmente en ciencias sociales y humanas, contribuyan a comprender y a analizar los urgentes temas de la agenda nacional y a proponer soluciones pertinentes que permitan superar la pobreza. Para que este rol se haga efectivo, las instituciones que hacen investigación, en especial las universidades, deberían contar con condiciones tales como: políticas claras para promover investigaciones interactivas con las demandas de la sociedad y del Estado, de modo que los resultados incidan en los procesos de desarrollo del país; investigadores y profesionales con conocimientos y destrezas actualizados, caracterizados por el rigor, la calidad y la excelencia de su producción; y financiamiento que sostenga las actividades de investigación. Si bien estamos lejos de tener esas condiciones para implementar interesantes acciones de investigación en beneficio de nuestra sociedad, pues el déficit es mayor que los logros en cada uno de los ámbitos señalados, diversos departamentos de investigación y postgrado de las universidades públicas y centros de investigación, paulatinamente están dando importantes pasos en la creación de condiciones para hacer viable el rol de la investigación como soporte del desarrollo nacional. En esta dirección, en los últimos años, varios centros de investigación han diseñado y aplicado estrategias de fortalecimiento institucional, orientadas a actualizar enfoques de investigación, a promover proyectos de investigación en función de las necesidades del país y de sus regiones, y a realizar cursos de formación/actualización de investigadores, docentes y profesionales. Asimismo, se crearon algunos espacios de información, análisis y debate de resultados de investigaciones donde intervienen organizaciones e instituciones de la sociedad y del Estado junto a investigadores. En esta dinámica es importante destacar las iniciativas para la organización de plataformas y redes institucionales, a fin de coordinar esfuerzos y racionalizar los escasos recursos destinados a la investigación. De continuar estas actividades, estaríamos ingresando en la creación de interesantes condiciones para que la investigación científica aborde los urgentes temas de la agenda de nuestro país y para que sus resultados contribuyan al progreso y bienestar de nuestra población. Por ello, es necesario que el Estado, la cooperación internacional y la misma sociedad alienten esos emprendimientos y esfuerzos de sus instituciones, integrando la actividad de la investigación científica en sus programas de desarrollo. El PIEB, consciente de los limitados incentivos para el quehacer de la investigación científica en el país, desde el inicio de sus actividades promovió estímulos dirigidos al fortalecimiento de instituciones dedicadas a la investigación en ciencias sociales y humanas, con la finalidad de que se valore la producción de conocimiento científico como una necesidad para la resolución de nuestros problemas y para proyectarnos como sociedad. El apoyo a la actualización y equipamiento de centros de documentación especializados en ciencias sociales, la elaboración de agendas de prioridades de investigación, resultado de consultas a la sociedad local, la ejecución de cursos de actualización para docentes, investigadores y profesionales en temas metodológicos y técnicos, el financiamiento de proyectos de investigación y la organización de coloquios y seminarios en torno a resultados de investigaciones, fueron algunas actividades desarrolladas conjuntamente con departamentos de investigación de universidades públicas y con centros de investigación en diferentes regiones del país. Dando continuidad a esta apuesta de desarrollo de las capacidades y de los recursos humanos locales en lo que concierne a la investigación, el PIEB ha implementado el Programa de Fortalecimiento Institucional, que busca alentar iniciativas y crear condiciones para la conformación, promoción y potenciamiento de plataformas institucionales, redes y espacios de articulación de investigadores e instituciones. En una primera etapa, el Programa trabajó en Potosí, Oruro y Tarija, con resultados alentadores. Entre los más importantes figura la conformación de plataformas institucionales y redes de investigadores en los tres departamentos. Actualmente, el PIEB avanza en la transferencia de experiencias, conocimiento y responsabilidades a estas instancias locales para que potencien su rol como actoras/ejecutoras. En ese marco, el PIEB está cofinanciando proyectos de investigación, formación y difusión, cuya ejecución ya está en marcha en los tres departamentos. Este camino de búsquedas y encuentros a favor de la sostenibilidad de la investigación en Bolivia y su incidencia en el desarrollo, se ha construido paso a paso, durante los últimos diez años, junto a instituciones y personas visionarias de todo el país. Estamos seguros que el rol protagónico y de liderazgo que ahora asumen en sus regiones y los resultados de sus acciones, tendrán un impacto a nivel nacional. Para el PIEB es altamente gratificante haber contribuido a que se desencadene este proceso.


Godofredo Sandoval, director Ejecutivo del PIEB.