Número 27

Jóvenes investigadores


Presentación:

EDITORIAL: Nueva generación de investigadores

Si asumimos que la producción científica es fundamental para la democracia y el desarrollo de una sociedad, en esta nueva etapa social y política que transita Bolivia, es necesario que el Estado, las universidades y los organismos de investigación, nacionales y extranjeros, tengan como una de sus prioridades invertir en la producción de conocimiento que impacte en la sociedad y en la creación de oportunidades, para que nuevas generaciones de investigadores participen en actividades científicas y asuman la posta de tan importante responsabilidad en el futuro.

Hasta ahora, los gobiernos sucesivos en democracia se han caracterizado, salvo iniciativas aisladas, por un desinterés por la actividad científica; por una falta de políticas de fomento de la investigación para contribuir al progreso nacional y por la ausencia de inversión en el área.

Por su lado, la docencia, formación y la actividad científica del sistema universitario se ha desarrollado con altibajos; resultado de esta situación es una escasa producción de conocimiento y deficiencias en la formación científica de los jóvenes investigadores que, una vez egresados, deben realizar esfuerzos suplementarios de formación para desempeñar sus actividades científicas con calidad y excelencia.

Sin embargo, a pesar de la falta de políticas estatales y gubernamentales para el fomento de la investigación científica y de las limitaciones de formación en las universidades, en los últimos 10 años se advierte la emergencia creciente de una generación de investigadores jóvenes, hombres y mujeres, en el escenario nacional y regional que complementan y dan continuidad al trabajo, casi pionero, de producción de conocimiento que desarrollan investigadores senior.

Emergencia que fue alentada y acompañada por políticas y acciones de fomento de la investigación en Ciencias Sociales y Humanas por algunos organismos internacionales y nacionales, privilegiando la inclusión de jóvenes investigadores en proyectos de investigación. En esta línea, destaca la permanente y creciente participación de jóvenes investigadores de ambos sexos en las 25 convocatorias para proyectos de investigación lanzadas por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) a nivel nacional y regional entre 1995-2005.

Son investigadores que plantean nuevos temas de conocimiento, otras miradas de la realidad e innovadoras categorías de análisis y formas de investigar el terreno social y económico. Son portadores de valores de solidaridad, de trabajo en equipo interdisciplinario y de respeto a la visión del otro.

Es una generación interesada en articular y acercar el conocimiento científico a ámbitos del Estado para que se traduzcan en políticas públicas y a la gente para que les sirva en su cotidianidad. Varios, de estos investigadores, aprovechando las escasas oportunidades que se les presentaron, se hicieron cargo de proyectos de temáticas densas en su tratamiento científico, alcanzando importantes logros e impactos sociales, culturales y políticos dentro y fuera del país.

Jóvenes investigadores que, de contar con apoyo para desarrollar su trabajo científico en el futuro, conformarán una nueva masa crítica y contribuirán en la acumulación de conocimiento propio, base para dar continuidad a la construcción de una tradición de pensamiento y conocimiento en Ciencias Sociales y Humanas en Bolivia.

Empezando este nuevo milenio, el país cuenta con jóvenes talentos interesados en el quehacer de la producción de conocimiento. En correspondencia, se trata entonces de revertir la falta de formulación y aplicación de políticas que fomenten la investigación científica en los organismos estatales y de superar las limitaciones de la educación superior en el campo de la formación y producción de conocimiento en Ciencias Sociales y Humanas.

El desarrollo del nuevo Estado y Sociedad que se pretende impulsar a partir de los cambios que incorporen la Asamblea Constituyente y los gobiernos departamentales, debe tener como soporte el conocimiento científico en todos sus niveles y áreas. Por ello, en la gestión del presente gobierno, el apoyo e incentivo a la investigación y a sus operadores debería ser una necesidad de interés público; de igual modo, las políticas de formación de los futuros investigadores y la producción de conocimiento en las universidades debería reorientarse hacia la integración de la ciencia con las necesidades y demandas de la sociedad.

Godofredo Sandoval, director Ejecutivo del PIEB.

Mobile porn Watch porn free porn porn free porn Porn Movies HD Sex Porn HD Sex Porn