Número 34

Investigación ambiental en Bolivia

Ver PDF

Presentación:

En la actualidad, la necesidad de detener la degradación de la naturaleza por el uso de productos contaminantes, evitar el colapso de los recursos naturales por la explotación sin frenos y garantizar la salud y bienestar a la sociedad es motivo de debate en casi todos los países del planeta.

A pesar de existir leyes nacionales e internacionales de medio ambiente, decretos, protocolos, normas y políticas ambientales avanzadas para la prevención de la contaminación, y para la mitigación de los efectos del cambio climático, el impacto en el medio ambiente continúa. Entre las causas está la persistencia de una lógica industrial - consumista de una parte de la sociedad global.

¿Cómo poner un freno a ese proceso? Posiblemente, modificando los modelos económicos que mercantilizan y depredan la naturaleza, y aplicando políticas y normas existentes con la participación de Estados, gobiernos, empresas y organizaciones sociales. Es decir, promoviendo sistemas de gestión colectiva que involucren a actores institucionales, empresariales y sociales para mejor proteger el medio ambiente de manera sostenible.

En Bolivia no estamos al margen de los problemas que afectan a la naturaleza ni de las preocupaciones por preservar nuestro medio ambiente, rico en biodiversidad. Tenemos, políticas, leyes y normas ambientales muy bien logradas para la protección del medio ambiente, pero su aplicación por parte de las empresas privadas y estatales, cooperativas mineras, comunidades rurales y por la sociedad en general, hasta ahora ha sido mínima, sin coordinación y unilateral.

Sin embargo, hay esfuerzos institucionales, aún aislados, que quieren cambiar ese rumbo encarando de manera coordinada los agudos problemas medioambientales que afectan a diversas regiones y ciudades del país. En el área rural instituciones públicas, ONGs y la cooperación internacional están promoviendo msistemas de gestión ambiental con la participación de los pueblos indígenas y originarios.

También existe una novedosa producción de conocimiento y tecnología sobre los problemas ambientales en universidades públicas, ONGs especializadas y el Estado; pero este conocimiento aún se encuentra disperso, hecho que crea márgenes para repetir investigaciones, propuestas y programas.

Varias instituciones avanzaron también en la creación de espacios para la difusión de información ambiental y para coadyuvar en el trabajo de profesionales e investigadores, como los centros de documentación especializados que se encuentran en prácticamente todos los departamentos del país.

Para aportar a este esfuerzo colectivo en la producción de conocimiento, en gestión colectiva y en la difusión de información medioambiental, el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) impulsa desde 2008 el Programa de Investigación Ambiental (PIA), con el apoyo de la Embajada Real de Dinamarca.

Este programa, entre sus objetivos, pretende incentivar la producción y aplicación de nuevos conocimiento y tecnologías ambientales desde los actores; crear condiciones que favorezcan sinergias entre instituciones públicas, empresas, organizaciones sociales y ONGs, para evaluar los impactos ambientales, proponer estrategias de gestión medioambiental y para difundir información que sensibilice a autoridades y operadores de políticas, y a la población en general sobre los problemas y soluciones para la defensa del medio ambiente.

En esa dirección, actualmente el PIA-PIEB ejecuta 14 proyectos de investigación en los departamentos de Oruro y Potosí: ocho en torno a la contaminación minera, que se encuentran en la fase final de ejecución; y seis investigaciones que arrancaron recientemente para la formulación de propuestas para la producción sostenible de la quinua. Pero, además, prepara una convocatoria de investigación acerca de las áreas protegidas en Bolivia, temas que desarrolla este número especial de Nexos.

Mobile porn Watch porn free porn porn free porn Porn Movies HD Sex Porn HD Sex Porn