Número 41

Investigación estratégica para la incidencia

Ver PDF

Presentación:

Si bien los procesos de globalización, la apertura de nuevas economías y el cambio tecnológico, así como los cambios políticos internos, tuvieron una interesante incidencia en la economía y la sociedad boliviana en las dos últimas décadas; los índices de pobreza, la falta de empleo, las desigualdades en ingresos y educación, la mortalidad y desnutrición infantil, la baja cobertura de agua potable, entre otros aspectos, continuaron elevados. Problemáticas que por su alcance demandaron respuestas a los decisores de políticas y conocimiento a los investigadores para modificar esas tendencias.

De igual modo, en los últimos veinte años se produjeron intensos e interesantes procesos de transformación sociocultural, política y estatal que cambiaron Bolivia y que requirieron información, análisis e ideas para su cabal comprensión y proyección.

El Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), no ajeno a esas realidades y demandas de conocimiento científico, desde su creación en 1994 se orientó a contribuir al desarrollo socioeconómico del país, al fortalecimiento de la democracia y a la construcción de una sociedad plural a través de investigaciones estratégicas y relevantes.

Con esa visión, el PIEB estuvo articulado a los procesos que vivió Bolivia, haciendo una lectura y seguimiento permanente a los cambios por los que transitó, a sus problemáticas y a sus necesidades de investigación en interacción con diversos actores sociales e institucionales inmersos en realidades concretas.

Iniciamos nuestras actividades abriendo convocatorias para proyectos de investigación y, como resultado, apoyando la ejecución de diversos estudios sobre temas rurales, pueblos indígenas, autonomías territoriales, reformas del Estado, transformaciones urbanas e interculturalidad.

Finalizando los años 90 dimos un paso importante al promover convocatorias de investigación en cada uno de los nueve departamentos. Algunas convocatorias regionales tuvieron como punto de partida la elaboración de “estados de investigación” trabajados con solvencia académica por docentes-investigadores e institutos de diversas universidades del sistema público.

Paralelamente, y como respuesta a una creciente demanda de investigación para conocer las diversas aristas de determinadas temáticas e incidir en ellas, abrimos líneas de investigación relacionadas con género, jóvenes e identidades; economía y medio ambiente.

Los ejes temáticos de las Agendas de Investigación de las convocatorias fueron resultado de la “identificación de la demanda de investigación estratégica”, a través de sondeos, diagnósticos y entrevistas realizados por el PIEB y sometidos a validación, ajuste y complemento en mesas de trabajo y talleres con especialistas, investigadores, funcionarios de gobierno, organizaciones sociales e instituciones de desarrollo.

Todas las temáticas fueron estudiadas por equipos de investigadores desde un enfoque social, interdisciplinario y participativo para mejor comprender la complejidad de las realidades y garantizar la calidad del conocimiento y su socialización a través de diversos medios entre públicos meta.

De ese modo, en casi 19 años de andar por caminos del conocimiento científico, el PIEB promovió investigaciones sobre un amplio arcoiris de temas de nuestra realidad abigarrada, densa y cambiante; cargado de preguntas y desafíos pero también de esperanzas.

Gracias al entusiasmo, imaginación y compromiso de centenares de investigadores, los resultados de sus trabajos acabaron planteando nuevas ideas, lineamientos de políticas y propuestas para responder a necesidades, aclarar problemas y avanzar en sus soluciones en diálogo y concertación.

Son esas constataciones, reforzadas por las reflexiones y testimonios que acompañan este número de Nexos, las que motivan al PIEB a continuar impulsando investigación estratégica que contribuya al desarrollo del país, sus regiones y su gente.

Godofredo Sandoval

Director del PIEB