Art FerEste artículo fue publicado en “NUEVA CRONICA” 27 de febrero de 2014 – Número 139 y es resultado de los avances finales del  proyecto de investigación: LAS FACETAS ENTRECRUZADAS DEL MAS-IPSP, Ciudadanía e identidad política en tiempos del Estado Plurinacional; financiada por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), en el marco de la convocatoria para estudiar a la nación boliviana en tiempos del Estado Plurinacional.

 

Por Fernando L. García Yapur: Coordinador del Proyecto

Durante el 2013, el gobierno y algunas organizaciones políticas encausaron sus estrategias político-partidarias hacia los desafíos del escenario electoral que se avecina y que adquirirá mayor vigor durante el segundo semestre del año 2014 (una vez que el Órgano Electoral Plurinacional haya establecido el calendario correspondiente). Con el objeto de establecer un ejercicio de balance de la coyuntura, interesa definir las líneas de continuidad y las principales novedades políticas que se presentaron a lo largo de la gestión pasada y trazar las perspectivas o tendencias futuras.

La coalición gubernamental

La fuerza centrípeta que representa la coalición gobernante del mas-ipsp en el campo político se ha consolidado. La habilitación del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera ha sido ratificada por el Tribunal Constitucional Plurinacional, allanando el camino para que el MAS-IPSP programe una estrategia electoral en tanto principal fuerza partidaria del campo político. Al respecto, de acuerdo a las tendencias de la gestión gubernamental y de la conducción política, la estrategia del MAS-IPSP parece consistir en el asentamiento y despliegue del capital político y simbólico acumulado a lo largo de los últimos ocho años. En general, busca capitalizar los réditos alcanzados en los terrenos económico, político y social, que muestran en conjunto resultados positivos, si los comparamos con los periodos y gobiernos inmediatamente anteriores. Según los datos oficiales del gobierno, el crecimiento económico del país bordea en promedio el 5% anual,

Un análisis de estrategias electorales: Por qué el MAS va a ganar las elecciones

Un análisis de estrategias electorales: Por qué el MAS va a ganar las elecciones

Este artículo fue publica en “NUEVA CRONICA” en fecha, 27 de enero de 2014 – Número 137

Fernando L. García Yapur

En el diseño de estrategias de campaña ganan siempre los criterios pragmáticos sobre los discursivos: de lo que se trata es de entrar en una competencia político-electoral en la que el campo político deviene división antagónica y competitiva. Se cumple aquí aquella postulación de Carl Schmitt de caracterización de lo político a partir de la distinción amigo/enemigo.
Las estrategias electorales ponen en juego estructuras sedimentadas, con cursos de acción más o menos predecibles (“políticas duras”), y dimensiones contingentes, que requieren modalidades de gestión con altos grados de innovación y decisión (“políticas flexibles”). Normalmente las organizaciones electorales se preparan bien para lo primero, pero escasamente para lo segundo. Una buena estrategia de campaña es aquella que logra moverse entre ambas dinámicas: la de los formatos estructurados de un cuerpo político y las dinámicas “informales” y “contingentes”.

Al respecto, tomando en cuenta las dimensiones mencionadas, es posible proponer un balance de la construcción de las estrategias de campaña de las distintas fuerzas políticas. Comencemos con el mas-ipsp, vehículo electoral de la coalición gubernamental a la cabeza de Evo Morales y Álvaro García Linera, actores claves de la “alta política” gubernamental. Ambos expresan la condensación de un capital político vinculado a un modelo de gobierno y a una estructura de poder sedimentada en los últimos ocho años. En ellos se articulan estilos de conducción y gestión y de utilización de múltiples recursos de movilización política.

La política dura: reedición del “pacto de reciprocidad”

 A la fecha, el mas-ipsp (entiéndase la coalición gubernamental) no ha emitido señales que signifiquen la búsqueda de alianzas con grupos considerados “minoritarios”. Al parecer, no requiere de apoyos que en los hechos impliquen compartir y/o redistribuir el esquema de poder establecido. La propia organización política

El Devenir Histórico De La Identidad Exclusiva Indígena Campesina

El Devenir Histórico De La Identidad Exclusiva Indígena Campesina

Aquí les ofrecemos un avance de la investigación: “LAS FACETAS ENTRECRUZADAS DEL MAS-IPSP  Ciudadanía e identidad política en tiempos del Estado Plurinacional”.

El Devenir Histórico De La Identidad Exclusiva Indígena Campesina.

La irrupción del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) el 2002, y la posterior investidura de Evo Morales como el primer Presidente indígena de la República de Bolivia el 2005, han puesto en el centro del debate la reflexión acerca del movimiento indígena campesino.

 Desde distintas disciplinas: sociológicas, antropológicas, históricas, politológicas, entre otras, se han enfocado en indagar y descifrar la emergencia política de un sujeto que históricamente tuvo una participación secundaria, poco visible y casi marginal, en el andamiaje político y la construcción institucional del país.

 Gran parte del interés ha estado puesto, por una parte, en el carácter histórico de las luchas indígenas campesinas como un elemento central de continuidad y búsqueda de su afirmación política, poniendo énfasis en las movilizaciones desplegadas en el siglo XIX y XX[1], en el katarismo e indigenismo[2], en la conformación del Pacto de Unidad Campesina y su participación en la Asamblea Constituyente[3], en los nuevos imaginarios simbólicos y culturales, entre otros; por otra parte, en la aparición del novedoso instrumento político (el MAS) en la arena político electoral y en la gestión gubernamental, enfatizando en su formato político, su dinámica interna, su perfomance político electoral, las trayectorias de sus representantes electos[4], etc.

 Sin pretender hacer una clasificación exhaustiva, quizás ha tenido un abordaje menor la construcción de la identidad política del movimiento indígena campesino.  Esto es, acerca de cómo se fue forjando su identidad política, cual es su sustrato material que posibilita su sostenimiento, reapropiación y resignificación permanente. Así como de las implicaciones de todo el intenso proceso histórico, político y cultural en el devenir y la aserción de su identidad política, la construcción ciudadana y la pertenencia a la nación boliviana.

 La construcción de su identidad política esta sellada por un rasgo paradójico constante que marca su devenir: la (auto) afirmación de una “identidad exclusiva” indígena campesina negada históricamente y la persistente lucha por ser parte de la comunidad nacional, con el pleno reconocimiento ciudadano. La fuerza de su identidad exclusiva radica y se asienta en la base de su

Páginas:1234»
Copyright 2013 @ Ciudadania Plurinacional